Jack Dorsey, cofundador de Twitter, anunció este miércoles en su cuenta que la red social no aceptará más publicidad política en su plataforma a nivel mundial, como respuesta a las críticas sobre las cuestionadas campañas de los funcionarios en las redes sociales. Según indicó Dorsey, la medida entrará en vigencia el 22 de noviembre de 2019, por lo que en los próximos días harán público un comunicado con más información.

El presidente ejecutivo de la compañía, Jack Dorsey, dijo en un tuit que tomó la decisión para evitar potenciales problemas derivados de la mensajería automática, el aprendizaje profundo hecho por robots, la información engañosa y las “deepfakes” (técnica de inteligencia artificial que permite editar videos falsos de personas que aparentemente son reales).

“Creemos que el alcance de un mensaje político debe ganarse, no comprarse”, explicó Dorsey en un hilo de tuits, en el que anunció la medida y su alcance.

“Si bien la publicidad en Internet es increíblemente poderosa y muy efectiva para los anunciantes comerciales, ese poder conlleva riesgos significativos en el caso de la política, donde puede usarse para influir en elecciones y afectar así la vida de millones de personas”, continuó el presidente ejecutivo.

La medida llega en un momento en el que Facebook y su creador, Mark Zuckerberg, se encuentran bajo presión debido a la reticencia de la empresa a verificar el contenido de los anuncios políticos con el fin de evitar la difusión de noticias falsas y mensajes de odio.

La semana pasada, en una audiencia ante la Comisión de Servicios Financieros del Congreso de EEUU, Zuckerberg fue arrinconado por la representante demócrata Alexandria Ocassio Cortez quien lo interpeló por eximir a la publicidad política de la verificación de datos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí