El Premio Nobel es un galardón que se entrega desde 1901. Fue creado por el sueco Albert Nobel (1833-1896), distinguido por sus múltiples habilidades en los campos de la química, la ingeniería, la escritura y la invención.

Cada año, un jurado de notables reconoce la labor de profesionales cuyas obras e investigaciones se destacan en distintos rubros: Química, Física, Medicina, Literatura, Paz, Economía.

En más de un siglo de historia, las decisiones no han estado exentas de polémicas. Por razones nunca difundidas oficialmente, algunas celebridades jamás lo obtuvieron (el argentino Jorge Luis Borges en Literatura), otras se negaron (el francés Jean-Paul Sartre, por considerar que era filósofo y no escritor) y hubo quienes lo ganaron sin ser reconocidos por su máximo hito alcanzado (el alemán Albert Einstein se alzó con el de Física en 1921, pero no por su descubrimiento sobre la Teoría de la Relatividad). También, están aquellas personas que son puestas en duda por el reconocimiento que alcanzaron (los estadounidenses Kary Mullis, Nobel de Química en 1993, a favor de la astrología, negador de la ciencia y el SIDA, dueño de un relato que describe posibles encuentros con alienígenas y confeso consumidor de LSD; Barack Obama, Nobel de la Paz en 2009, primer Presidente de la Nación de origen afrodescendiente, alguien que mantuvo la estrategia armamentista en Medio Oriente; y Bob Dylan, Nobel de Literatura en 2016, cuestionado por la controversia que genera discernir si un músico puede ser o no asumido como escritor).

En cualquiera de los casos, existen factores políticos, ideológicos y coyunturales, que silencian el fundamento de sus decisiones al premiar o no a determinados científicos, intelectuales y activistas.

Para este 2021, se esperaba que en el ámbito de las ciencias naturales y de la salud, hubiera un lugar destacado a los avances en materias de Covid-19. Sin embargo, ello no ocurrió.

El Nobel de Medicina fue para el bioquímico norteamericano David Julius y para el libanés Ardem Patapoutian, cuyas investigaciones independientes en la década de 1990 permitieron detectar las respuestas de la piel en cuanto a los estímulos del frío y calor, algo clave para llevar a cabo, por ejemplo, tratamientos de dolor crónico.

Por otra parte, el Nobel de Física resultó compartido entre el japonés Syukuro Manabe y el alemán Klaus Hasselmann, meteorólogos que estudian la influencia de la acción humana en los factores climáticos; y el italiano Giorgio Parisi, físico que realizó aportes revolucionarios a la teoría de materiales desordenados y procesos aleatorios, lo cual permite hacer hallazgos interdisciplinarios (valiéndose de las matemáticas, biología, neurociencias) para comprender el universo, desde escalas atómicos hasta planetarias.

Mientras tanto, el Nobel de Química se asignó a dos científicos: el alemán Benjamin List y el escocés David MacMillan, por el descubrimiento y el desarrollo de la organocatálisis asimétrica, que posibilita la creación de moléculas asimétricas, algo que podría generar nuevos productos farmacéuticos para curar enfermedades.

Todas estas premiaciones, sin dudas, tienen sus méritos y contribuciones; no solamente para un sector del planeta sino para la humanidad en general.

Aun así, es evidente que quienes acceden a estos lugares trabajan en los países más industrializados del mundo.

Las voces especializadas en estos asuntos afirman que para ganar el Premio Nobel es necesario dejar pasar un tiempo para evaluar los efectos e impactos de tales estudios que se llevan a cabo.

No obstante, en este súper complejo momento a nivel global, reconocer a quienes diseñaron las vacunas contra el coronavirus lo más rápidamente posible mientras morían cientos de miles de personas cada día, hubiera sido un gran estímulo para los laboratorios, así como un mensaje para las grandes corporaciones, que quizás habrían sido más solidarias y menos codiciosas en la necesaria liberación de las patentes.

Autor: AdrianoLH

Artículo anteriorSe realizó en Río Grande el acto de presentación de la Agenda Nacional de Políticas de Diversidad
Artículo siguienteEl Intendente Vuoto encabezó el reconocimiento de la ciudad a 10 familias centenarias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí