Las pantallas plegables empezaron a popularizarse en los smartphones, y quizás las veamos dar el salto a los libros electrónicos pronto. La mayoría de pantallas de tinta electrónica que hay en el mercado, ha sacado a la luz su nueva idea de una pantalla plegable.

En un vídeo publicado por GoodEReader podemos ver en acción el prototipo de E Ink. Es de hecho una segunda versión, ya que la primera versión salió hace unos meses y se aprecian mejoras notables en estas últimas semanas.

El diseño externo algo tosco o los marcos extremadamente grandes en el interior hacen que no sea especialmente atractivo este dispositivo para su compra. Pero, es un prototipo donde interesa más mostrar las capacidades de la pantalla en sí. Una pantalla que se dobla justo por la mitad gracias a la bisagra del dispositivo. Pero precisamente la zona donde está la bisagra se aprecia que la tonalidad no es la misma que en el resto de la pantalla, por lo que aún hay trabajo por hacer para que el resultado sea óptimo.

Uno de los aspectos más curiosos seguramente sea el de la iluminación. Los dispositivos con tinta electrónica actuales pueden integrar fácilmente retroiluminación LED, pero no este con pantalla plegable. En su lugar E Ink ha colocado una especie de lámparas en la parte superior que proyectan luz sobre la pantalla. Nada atractivo pero, una vez más, es un prototipo.

Como punto extra, la pantalla integra tecnología de Wacom que permite tomar notas con un stylus. Falta por ver cuál es el tiempo de respuesta de esta acción, ya que el refresco de la pantalla no parece ser excesivamente alto. Esto sin embargo es un problema generalizado de la tecnología de tinta electrónica.

El concepto desde luego es prometedor y tiene un alto potencial para tener pantallas más grandes en el mismo espacio en las que leer o incluso tomar notas. A diferencia de un smartphone con pantalla plegable, la autonomía es mucho mayor y al no tener reflejos la lectura de texto puede ser mucho más cómoda. Veremos cómo evoluciona en los próximos meses.

Si bien cuando pensamos en tinta electrónica nos viene a la mente un Kindle o lectores de libros electrónicos similares, hay más ideas interesantes que utilizan esta tecnología. También han comenzado a aparecer pantallas de tinta electrónica a color o la pantalla de tinta electrónica que no necesita batería.

Vía | GoodEReader

Artículo anteriorLa sonda MAVEN observó el cielo de Marte con una extraña luz ultravioleta
Artículo siguienteEl director de la OMS afirmó que “nunca es tarde para revertir el brote” de coronavirus

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí