El ministro de Educación, Nicolás Trotta, confirmó esta tarde que en el Consejo Federal se aprobó un sistema de regreso a clases que permitirá que cada jurisdicción decida ese paso, en base a un “semáforo” de riesgo.

“Se aprobó por unanimidad una resolución que permite proyectar actividades escolares”, explicó Trotta en declaraciones a la prensa tras el encuentro que encabezó vía virtual con los ministros del área de todo el país. Esto significa que de ahora en más el Gobierno nacional ya no tendrá la última palabra en la autorización de los protocolos para el regreso a las clases presenciales sino que quedará en manos de cada jurisdicción de acuerdo a una “guía epidemiológica” aprobada este jueves por el Consejo Nacional de Educación.

No obstante, en aquellos distritos donde efectivamente pueda darse el regreso a las aulas, no se retornará inmediatamente al cuadro de situación previo a la pandemia, sino que asistirán grupos reducidos de forma alternada, y solamente de cursos pertenecientes a los últimos años de cada ciclo. Trotta explicó que “el semáforo tiene que estar en verde para permitir a la jurisdicción avanzar” en el regreso a clases, a partir de un bajo riesgo de contagios en la jurisdicción, además de la existencia de condiciones edilicias. En tanto, si está en amarillo, con riesgo medio, se puede ir hacia una “revinculación” educativa de los alumnos con sus compañeros y profesores, aunque sin el dictado de clases con contenidos curriculares.

Este será el caso de la Ciudad de Buenos Aires, a partir del próximo martes los chicos de séptimo grado de primaria y de quinto año de secundaria de instituciones de gestión pública volverán a las escuelas, pero no así a las aulas: participarán de actividades de acompañamiento educativo en los patios junto a sus profesores. El semáforo en rojo, de riesgo alto, significará que las jurisdicciones deberán esperar a que la situación epidemiológica se modere para poder retomar algún grado de presencialidad escolar. 

Trotta detalló que “el nivel de riesgo lo determinará cada jurisdicción” en función de parámetros objetivos que tendrán en cuenta la cantidad de contagios que hubieran existido en los últimos 14 días, y su comparación con la cifra total de casos que se habían registrado en las dos semanas anteriores. “Tenemos que aprender a convivir con el Covid-19 pero priorizando el cuidado de la salud”, argumentó el ministro sobre el cambio de estrategia del Gobierno nacional, que ahora se basará en la “guía epidemiológica” o “semáforo”. Recordó que Formosa, San Luis y La Pampa ya retornaron a un esquema de dictado de clases presenciales, y adelantó que hay otras seis provincias que están en condiciones de avanzar hacia una dinámica similar. “Esta resolución es un paso importante porque va a dar tranquilidad y previsibilidad a las familias”, resaltó, aunque aclaró: “Todos queremos volver a las aulas, a las clases presenciales, pero no debe ser una expresión de deseo”.

En la Ciudad de Buenos Aires, los alumnos de los últimos años de primaria y secundaria volverán a los patios de las escuelas públicas para actividades de revinculación educativa, y según pudo saber esta agencia, el Gobierno porteño invitará a las instituciones de gestión privada para que hagan lo mismo, con la previa autorización del Ministerio de Educación porteño. En tanto, se continuará con las actividades en los polideportivos para el grupo de 6.500 chicos con menos contacto con sus escuelas. Por el momento, según supo NA, Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe no regresarán a las clases, y aguardarán a que bajen los casos. El ministro de Educación de Córdoba, Walter Grahovac, sostuvo que es “imposible” el regreso a clases presenciales en ese distrito y en otras provincias del país en medio de la pandemia de coronavirus.

“Estamos en el peor momento de contagios, fallecimientos y ocupación de camas críticas de terapia intensiva, con respiración mecánica”, remarcó el funcionario, que evaluó que el ciclo lectivo podría concluir “en forma remota entre marzo y abril de 2021” en las escuelas cordobesas. “Sería una locura comenzar las clases presenciales, pareciera que ahora que se amesetó el índice de contagios en el AMBA ya no hay Covid en el país”, aseveró Grahovac.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí